Publicado en Feb 23, 2017 en autonomia, Empleo con apoyo, Fundación Aura, Inclusión

Ruth Arroyo fue una de las primeras personas con síndrome de Down en España en ser contratada por una empresa ordinaria, en 1990. Su pareja, Jaume Domingo, lo fue tres años más tarde. Un cuarto de siglo después siguen con ganas de trabajar muchos más años


El pasado verano la Fundación Aura otorgó un diploma en reconocimiento a sus seis trabajadores en activo más antiguos, integrantes de la primera hornada de lo que entonces se conocía como Proyecto Aura, pionera del empleo con apoyo en España, y gracias al cual ocho jóvenes con síndrome de Down accedieron al mercado laboral ordinario en 1990 y 1991. En aquellos momentos se trató de un gran logro, ya que fueron las primeras personas con síndrome de Down contratadas para trabajar en una empresa convencional en toda España. Para saber cómo les ha ido y cómo se sienten hemos querido entrevistar a una de estas jóvenes, Ruth Arroyo, y a su pareja, Jaume Domingo, que se inició en 1993 y por tanto está a punto de cumplir también los 25 años de empleo inclusivo.

Ruth y Jaume tienen ambos 43 años y trabajan como auxiliares administrativos de 9 a 14 horas. Ella lo hace en Asistencia Sanitaria Colegial, si bien el primer contrato lo tuvo con la Clínica Dexeus, donde estuvo tres años, y luego estuvo ocho más en Pans & Company, antes de acceder a su actual puesto de trabajo. En el caso de Jaume siempre ha trabajado en la Fundación La Caixa y el único cambio en este tiempo ha sido de ubicación, ya que al principio trabajaba en la sede que la fundación tenía en el Paseo de Gracia y desde hace ya muchos años lo hace en el Caixaforum.

En esta entrevista que hemos colgado en nuestro canal de YouTube Ruth y Jaume manifiestan su satisfacción por el trabajo que llevan a cabo, así como su voluntad de seguir muchos años más en la brecha. Creen que la sociedad ha cambiado y que ya no ve como una rareza que haya empleados con síndrome de Down en cualquier tipo de empresas y animan a los jóvenes con síndrome de Down que pronto buscarán su primer empleo a prepararse bien y ser responsables.

 

Responder