Hoy, con motivo de nuestro Día Mundial, las personas con síndrome de Down queremos reivindicar una vez más nuestra condición de ciudadanos de pleno derecho así como nuestra voluntad de disfrutar de una vida plena y socialmente inclusiva.

Por esto, volvemos a reclamar que:

  • Merecemos las mismas oportunidades que todo el mundo a desarrollar al máximo nuestras capacidades. Eso implica recibir una educación inclusiva y de calidad en todas las etapas de la vida, con los apoyos necesarios.
  • Tenemos que poder participar en cualquier acontecimiento social, sin exclusiones; tenemos opiniones, tenemos sueños, tenemos retos, y por eso queremos que la sociedad escuche nuestra voz como la de las otras personas, es decir, que no nos discrimine.
  • Hay que respetar todos aquellos derechos básicos que corresponden a cualquier persona. Como, por ejemplo, el derecho a trabajar, a tener una vida independiente, a cuidar nuestra salud y hacer deporte, a tener espacios de intimidad, a votar, a movernos y viajar en libertad, a tener pareja y formar una familia, o a disfrutar de una jubilación con garantías y en compañía de nuestros seres queridos.
  • Necesitamos también una asistencia sanitaria personalizada y bien preparada, y que la investigación científica en síndrome de Down reciba la financiación que le hace falta per progresar.
  • Queremos una sociedad orgullosa de la su diversidad. Una sociedad que entienda que ninguna vida se escribe por adelantado ni está marcada por su origen, género, edad o condición genética.

Por una sociedad más inclusiva y en la que todos seamos necesarios. Muchas gracias a todos aquellos que siempre nos habéis apoyado, a aquellos que cambiasteis la mirada hace años y a los que lo intentaréis hacer a partir de ahora.

#CAMBIATUMIRADA

FELIZ DÍA MUNDIAL DEL SÍNDROME DE DOWN

Responder